Hechos frente al cambio climático: una lectura de ‘Factfulness’

cambio climatico

‘Cómo los prejuicios y un mal uso de los datos condicionan la visión de los problemas del mundo’. La frase, reflejada en la portada del libro ‘Factfulness’, explica perfectamente que buscaba el médico y divulgador sueco Hans Rosling cuando acometió este exitoso ensayo: utilizar la información constatable, el dato y el análisis riguroso y desprejuiciado para determinar el estado real del mundo, o asuntos como el cambio climático. O dicho en sus propias palabras: “Combatir la devastadora ignorancia mediante una visión del mundo basada en datos reales”.

Hans Rosling: Factfulness, una lectura para la transición energética

No es un ensayo sobre cambio climático o la transición energética, pero sus tesis sí resultan muy interesantes para mirar lo que está sucediendo en el mundo de la energía. Sin datos reales, escribe Rosling, se tomarán decisiones equivocadas, como si nos dejásemos guiar por un GPS con un mapa de la ciudad lleno de fallos. Y no es solo cuestión de tener los datos correctos, sino también de saber interpretarlos.

Rosling, que falleció poco antes de la publicación de este libro -un trabajo que concluyeron su hijo Ola y su nuera, Rosling Rönnlund-, creía que todo ser humano parte de una concepción del mundo excesivamente dramática, estresante y engañosa, lo que nos lleva a malinterpretar los datos incluso cuando los tenemos delante.

Optimismo basado en datos contra el miedo al cambio climático

¿Cuál sería el motivo? Nos traicionan, en su opinión, los instintos, como la necesidad de encontrar un culpable, la tendencia a la generalización o el miedo. Sobre esta sensación, cuenta como Al Gore le pidió en 2009 que difundiera miedo sobre el cambio climático, como vía para lograr políticas más ambiciosas en su contra. Se negó: “No me gusta el miedo […]. El miedo, unido a la urgencia, nos hace tomar decisiones drásticas con efectos secundarios impredecibles.  El cambio climático es algo demasiado importante.  Requiere un análisis sistemático, decisiones meditadas, acciones graduales y una evaluación cuidadosa”.

El análisis, la evaluación, el rigor… son las herramientas que Rosling recomienda machaconamente para afrontar los problemas de la humanidad. Y con un optimismo basado, como no, en datos: estamos mejor de lo que parece, lo que no significa que no haya motivos para preocuparse ni problemas que requieran una mejora urgente.

Efectivamente, no es un ensayo sobre la transición energética, pero a veces lo parece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *