No puede haber economía sin ecología, según los partidos que concurren a las elecciones 10N

elecciones 10n

El pasado 5 de noviembre, la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA) y EFEverde de la Agencia EFE, han organizado un debate con los portavoces del Senado de PSOE, PP, Ciudadanos y Unidas Podemos, en el cual se han anunciado las principales propuestas de sus partidos en materia de energía y cambio climático, movilidad, residuos y biodiversidad para las elecciones del domingo 10 de noviembre.

El encuentro, conducido por la presidenta de APIA, María García de la Fuente, y el director de EFEverde, Arturo Larena, ha contado con la participación de: 

  • Salvador Sierra, Senador electo del PSOE por Burgos y portavoz de la Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación;
  • Juan José Sanz, Senador del PP por Segovia y vicepresidente 2º de Comisión de Industria, Comercio y Turismo y vocal de la Comisión de Transición Ecológica;
  • Pilar Liébana, Senadora electa por Madrid de Ciudadanos y Portavoz de la Comisión de Justicia y Trabajo y de la Comisión de Derecho de Familia;
  • y Víctor Lasa, Senador de Unidas Podemos.

Crecimiento económico: sí, pero protegiendo el medioambiente

El debate ha comenzado encontrando el consenso de los cuatros partidos políticos en la necesidad de asociar crecimiento económico y defensa ambiental. Según Salvador Sierra “ha pasado el tiempo en que el medio ambiente era complementario y hoy no cabe hablar de economía sin ecología” y el Gobierno “ya ha sentado las bases” para ello. 

Para Juan José Sanz “la protección ambiental no es una cuestión opinable ni una opción política”, pero es necesario “huir de las prohibiciones para vencer la desafección de ciertos sectores”. Por otro lado, Pilar Liébana, ha instado a “hacer frente al cambio climático con rigor y sin perder la competitividad de nuestra estructura económica” y para ello ha propuesto triplicar la inversión en I+D. 

Finalmente, Víctor Lasa ha instado a adoptar medidas “históricas, audaces y drásticas” para que la emergencia climática declarada por el Parlamento “no quede en papel mojado”.

Transición energética, con matices

Los cuatro participantes han coincidido en la oportunidad que tiene la transición energética para la creación de empleo, así como en la necesidad de una fiscalidad ambiental bajo la premisa de que «quien contamina paga». Además, Juan José Sanz (PP) ha remarcado la necesidad de una transición energética, justa, ordenada y viable.

Sin embargo, han discrepado en relación a la penetración de las renovables, ya que, mientras el Senador del PP defendió un mix energético “que no desprecie ninguna de las posibilidades”, el representante de Unidas Podemos reclamó mayor ambición en el calendario de cierre de las nucleares.

Los senadores se han mostrado partidarios de la elaboración de una ley de movilidad sostenible, el impulso del ferrocarril frente a alternativas más contaminantes, el fin de la matriculación de los vehículos diesel en 2040.

La gestión de residuos, prioridad de una sociedad desarrollada

La reducción de residuos también ha sido reclamada por los cuatro partidos. Para el PP, “hay que apoyar los planes autonómicos que tiendan a valorizar los residuos y hacer ver que estas actuaciones no son un capricho y generan actividad y riqueza”.

Cs considera que “el concepto de residuo es obsoleto, pues cualquiera puede ser convertido en materia prima o fuente de creación de empleo”, pero rechaza el sistema de depósito y retorno de envases “que puede afectar negativamente al pequeño comerciante”, mientras que UP considera que “aumenta las tasas de reciclaje espectacularmente y crea más trabajo”.

Para el PSOE, “lo que muestra el desarrollo de una sociedad es el uso de sus residuos” y en este sentido ha recordado que el Gobierno “ya ha tomado la iniciativa con una ley que no ha podido todavía implementar”.

Conservación de la biodiversidad y gestión del fondo forestal

Finalmente, los cuatros participantes se han mostrado partidarios de impulsar medidas para la conservación de la biodiversidad, como la lucha contra las especies exóticas invasoras y el fomento de la Red Natura 2000.

Para el PSOE, “se trata de desarrollar una estrategia de infraestructura verde que fomente la conectividad y la restauración ecológica”, y Unidas Podemos reclama impulsar la “infraestructura verde contra la infraestructura gris de las ciudades”.

Cs defiende aumentar en 465.000 hectáreas la superficie de flora autóctona para combatir a las especies invasoras, evitar la desertificación y aumentar la resiliencia al cambio climático, 

y el PP asegura que el patrimonio natural “no es un lastre, sino una oportunidad”. En este sentido el representante del Partido Popular ha reivindicado una gestión racional del fondo forestal nacional, dada su capacidad para fijar CO2 y ha propuesto tener en cuenta este parámetro en el nuevo modelo de financiación económica.

Qué conclusiones se pueden obtener de este debate

De todo este debate, a nuestro juicio, es importante incidir en la no exclusión de ninguna fuente de energía y la importancia del sector forestal para servir de sumidero de carbono, pero lo más importante, reconocidos sus derechos económicos para generar un mercado potente de gestión del bosque y aprovechamiento de la biomasa


(Fuente de la imagen: https://www.efeverde.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *