Sostenibilidad ambiental y transición energética: una agenda para Canarias – Resumen de las jornadas

Video completo de las jornadas

El martes 4 y miércoles 5 de junio el Gabinete Literario, en Las Palmas de Gran Canaria, acogió las Jornadas “Sostenibilidad ambiental y transición energética: una agenda para Canarias”, un encuentro organizado por la Asociación para la Transición Energética con el objetivo de abrir vías de diálogo en torno a la materia. Para ello se dieron cita varios especialistas que debatieron sobre un tema “crucial para la humanidad y del que se habla poco”, tal y como apuntó el representante de la Asociación, Óscar Bermejo. En este sentido, Bermejo quiso lanzar una reflexión sobre tres anclajes que considera deben formar parte del debate de la transición energética: el optimismo tecnológico, la racionalidad económica y la ampliación de conocimiento al público.

La transición energética en el marco europeo y español

El primer debate se celebró bajo el título “La transición energética en el marco europeo y español”. En este sentido, el consejero del Área de Desarrollo Económico, Energía e I+D +i del Cabildo Insular de Gran Canaria, Raúl García Brink, apuntó que “desde que el Partido Socialista asumió el Gobierno se han dado pasos importantes, elaborando un Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) para 2021-2030, con una serie de objetivos”, y destacó que algunos de ellos están por encima de los que propone la Unión Europea, aunque otros no tanto. “En el Plan se habla de un 21% de reducción de gases de efecto invernadero cuando la Unión Europea habla de un 40%”, señaló. En cualquier caso, García Brink apuntó a que, en general, los Acuerdos de París no se están cumpliendo, y considera que la pregunta más importante es si España está o no preparada para asumir el reto de la descarbonización de nuestro modelo económico que, en su opinión, debe llevarse a cabo de la manera más rápida posible.

Sin embargo, el diputado del Partido Popular por Las Palmas y portavoz de la Comisión de la Energía en el Congreso de los Diputados, Guillermo Mariscal, considera que “si la transición se hace a una velocidad inadecuada, los apoyos económicos y sociales se perderían, y nos encontraríamos con una transición de ganadores y perdedores”. Por ello, Mariscal aboga por adecuarla al ritmo de la tecnología, “que es la que va marcando la velocidad”.

En cuanto a si España está preparada o no, Mariscal considera que el país está en condiciones “sobradas” de ser líder en transición energética y, además, cree que Canarias debería ser la base de este tipo de iniciativas, “ya que si se incentiva el crecimiento de las renovables en el Archipiélago, la Península saldrá también beneficiada, y mejoraría el empleo en las Islas”. Por último, el diputado hizo mención al sistema de movilidad en Canarias, el cual considera “absolutamente ineficiente”, y apuntó como idónea la fórmula del incentivo en lugar de la prohibición.

Para el director Territorial de Canarias y delegado del ICEX, Rafael Molina Petit, la transición energética es un tema que “está de moda pero hay demasiados intereses de por medio”. En su opinión, son necesarios más estudios independientes que aporten un poco de luz ya que “hay quienes apuestan en firme por el coche eléctrico y quienes consideran que en Canarias es un disparate teniendo en cuenta que la energía viene de una producción sucia”. Además, considera que “no puede ser que estén subvencionando al Archipiélago con mil millones de euros al año por consumir energía eléctrica”. Por último, destacó como punto a tener en cuenta el impacto visual de las energías limpias porque, señaló, “ver 500 molinos puede llegar a ser agobiante”. En cualquier caso, Molina Petit abogó por valorar todas las opiniones ya que se trata de “algo tan grande como democratizar la energía por primera vez en la historia”.

El economista investigador en la Universidad de Essex (Reino Unido), Javier Santacurz, apuntó que la transición energética es un elemento más de la revolución económica de los próximos años, y que se trata de “un movimiento a largo plazo que ya está teniendo consecuencias a corto plazo”. Santacruz cree que el consumo de energía se va a disparar y señaló que España es actualmente el quinto país de Europa con el kilovatio más caro. Además, destacó que “partimos de un mix de generación aún muy escorado hacia los combustibles fósiles”, algo que en Canarias es especialmente relevante.

Por otro lado, Santacruz considera que “tenemos que ser ambiciosos pero realistas porque nos estamos jugando la competitividad de las empresas, y también el recibo de la luz”. Recordó que “en familias cuyos miembros principales tienen más de sesenta y cinco años, más del 43% del presupuesto familiar se va en gastos energéticos y corrientes de la vivienda”, algo a tener muy en cuenta cuando la longevidad de nuestra sociedad es cada vez mayor. Por ello, apuesta por plantearnos si la sociedad está dispuesta a pagar más o no. Sea cual sea la respuesta, lo que sí tiene claro es que, en su opinión, la transición energética debe ser “ordenada y prudente, sobre todo por la obsolescencia programada”.

jornada canarias

Insularidad, soberanía energética y futuro del mix energético para Canarias

Insularidad, soberanía energética y futuro del mix energético para Canarias” fue el título de la segunda mesa de diálogo, celebrada en el Gabinete Literario, en la capital grancanaria, y que contó con grandes especialistas en la materia.

La directora de Desarrollo de Sistemas de Red Eléctrica España, Concha Sánchez, abrió el debate recordando que “la Unión Europea estableció unos Objetivos de Desarrollo Sostenible que no son orientativos, sino de obligado cumplimiento para los Estados miembro”. Y señaló que hay uno específico sobre la reducción de las emisiones contaminantes. En este sentido, Sánchez apuntó a que se trata de un cambio de paradigma que requiere de un consumo diferente de energía y, en definitiva, de una sociedad diferente. Sánchez señaló que actualmente “el sistema eléctrico es el que tiene la gran capacidad de integrar generación renovable”, y añadió que es necesaria una instalación masiva, así como reforzar las redes de transporte y distribución de la energía, sobre todo en Canarias “donde no están interconectadas las Islas”, destacó.

Comparte esta idea el gerente de la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria, Rafael Sánchez Ramírez, para quien la transición energética en el Archipiélago pasa por una “mayor interconexión”. Además, apuntó al ahorro que supondrá el cambio de modelo en Canarias. Por otro lado, Rafael Sánchez está convencido de que “la tecnología puede resolver todos los problemas”, y cree que el camino por el que debe ir la transición es por el del autoconsumo doméstico, que permita a las Islas avanzar hacia la soberanía energética, “y que las operadoras se conviertan en gestoras de esos flujos de energía”, añadió.

En encuentro contó también con la experiencia de las Islas Baleares de la mano del experto en ecologismo y socio de Salvia, Carlos Bravo, quien explicó en qué consiste la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, aprobada recientemente por el Gobierno balear. Bravo manifestó que se trata de “un marco legislativo coherente para alcanzar un sistema descarbonizado, eficiente y 100% renovable”. La Ley incluye el objetivo de llegar a un 30% de participación en la generación de energía en 2030 y un 100% en 2050. “Aunque este 100% se refiere a la que se genere en Baleares”, matizó, dado que el Archipiélago recoge aproximadamente un 20% de energía procedente de la Península.

Por otro lado, Bravo señaló la necesidad de incidir en el cambio de modelo en el transporte, y señaló que en el Archipiélago balear una de las medidas más relevantes es la prohibición de la circulación de coches diésel nuevos a partir de 2025. Por último, Bravo quiso recordar que “Naciones Unidas ya ha advertido en numerosas ocasiones de que se deben hacer cambios profundos para evitar un cambio climático totalmente descontrolado”.

Esos cambios profundos deben hacerse, en opinión del jefe de sección de Energías Renovables del Instituto Tecnológico de Canarias, Daniel Henríquez Álamo, escuchando todas las soluciones y, de ser posible, sumándolas entre sí. “Estamos ante el mayor desafío al que se enfrenta la humanidad y no tiene una única respuesta”, apuntó. Y señaló la integración de sistemas de almacenamiento más centralizados, los almacenamientos distribuidos y las interconexiones como algunas de ellas. Animó, además, a agilizar los procesos dado que la Estrategia Energética de Canarias 2025 apunta a un 45% de energías renovables instaladas para ese año, y ahora mismo estamos en un 20%.

Por su parte, el representante de la Asociación para la Transición Energética, Óscar Bermejo, quiso destacar la “discrepancia que hay entre los datos reales y los objetivos políticos”, y recordó que estas y otras cuestiones relevantes se trataron también el día anterior en el encuentro “La transición energética en el marco europeo y español”.

Las jornadas culminaron con varias intervenciones del público, que felicitó a la Asociación por poner sobre la mesa las palabras “racionalidad” y “gradualidad” al hablar de un tema que en las Islas es especialmente atractivo.

Ponentes

Menciones en prensa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *